Thursday, July 23, 2009

Miguel Zapata Cruz

Casi casi se me escapa el alma del cuerpo. Había salido de la barra en donde estaba bebiendo para fumarme un cigarrillo. Cuando estoy buscando el lighter, entre la nota del alcohol y la escencia del fili que me había jartau' mas temprano en la noche.
El encendedor no estaba cooperando conmigo. Yo le daba y el fuego se negaba a salir.

"Me cago en tu madre!" le digo firmemente al encendedor justamente antes de escuchar el sonido de un chambón.

"Dame to' lo que tengas en los bolsillos so cabrón!" se escucha la voz decir.

No les miento, estaba cagau' como un nene chiquito despues de haber visto las peliculas de Halloween o de Viernes 13.

"Tranquilo papi que-"

"Callate la maldita boca so canto e pendejo y vacía los bolsillos!" me vuelven a mandar.

Que cojones! Aquí estoy yo medio borracho y medio arrebatau y este cabrón me está tratando de asaltar cuando que yo lo que quería era pasar un rato chévere!

Comienzo a sacarme un par de pendejadas del bolsillo. Aunque tenía como $240 dolares encima saque como 43 dolares nada mas y mi ipod que tenía tambien. El celular lo deje metido en mi bolsillo y el resto de mi dinero con mi ID y esas cosas.

El hombre se imaginó que lo estaba tratando de cojer de pendejo y me dió un jab con la nariz del cañon.

"mira so mamau, si tu no quieres que te pege unos pocos en la cara es mejor que hagas lo que yo te-" PLOP!

Se escuchó un ruido cabrón y hasta un tiro se zafó.

Yo del susto como que medio comenzé a correr pero mi di cuenta que la pistola que el hombre tenía en la mano estaba tirada como a 5 pies de donde estaba el individuo ahora. Mis cosa stambien estaban tiradas en el suelo al lado del individuo. El estupido se había resbalado de un escalón mojado por la llovisna que había caido y se había dado un cantazo en la cabeza y parece que se le zafó un tiro en el transcurso!

Yo fuí y recogí mis 43 pesos y mi ipod y me los metí al bolsillo.

Le pasé por al lado al tipo y me dió tanta ira de que un cabrón me estuviera asaltando en mi propia vecindad que le metí como 4 patadas en las costillas.

el chamaco trató de pedirme perdón pero ya era tarde. El encabronamiento que sentía me llevó a nuevamente rasperle mi zapato por la cara.

Me fuí en un viaje de maleante buen brutal como por 2 minutos hasta que el tipo me mira desde el piso en aquella entrada obscura y dice sorprendido "Jonmicol?? Eres tu??"

Yo no se si fue el pasto que tenía en el sistema o que pero me dió con reirme.

El asaltante era Miguel Zapata Cruz. En mi infancia llegó a ser un buen amigo pero hoy día es un tecato cualquiera de la calle.

Se quedó tratando de casi suplicarme que no le diera mas. Di un par de pasos para atras y me dió un poquito de lastima ver a una persona a quien algun día llege a apreciar en esas condiciones de vida. Pero me acordé tambien que este maricón me había tratado de asaltar hace un par de minutos atras.

Lo puse todo en una balanza. Por un lado si, el mamabicho me hizo sentir miedo de que me vallan a matar y por poco me roba.....pero por otro lado ya le había metido sus par de patadas y lo hice sentir bien mierda.

Mientras yo pensaba, Miguel se levantó del piso mirandome medio asustado pero medio sorprendido y agradecido a la vez. Yo me le quedé mirando fijamente a los ojos pero se me olvidó un detalle. LA PISTOLA! La había dejado en el piso en donde mismo había caido.

miguel fue y tomo la pistola en la mano. Denuevo me volví a cagar! Pero me quedé ni piedra mirandolo (aunque por dentro sentía querer salir corriendo).

Miguel inspeccionó la pistola y y comenzó a caminar. Yo me quedé atento a el mientras caminaba por si acaso. Miguel dio una media vuelta ya cuando iba a media cuadra de donde yo estaba.

"Gracias mano." me dijo en un tono lleno de tristeza y de verguenza.

yo prendí mi cigarrillo y me desaparecí.

4 comments:

Coqueta said...

Jon
Hace un tiempo atras te iba a pedir que te mudaras de vecindario. Pero me puse a pensar, que cada vez que alguien del barrio, se supera y se va, el barrio se queda sin ejemplo de lo alto que un ser humano puede llegar. Tambien se quedarian sin tener a quie asaltar, robarle bicicletas en el patio, usar tu piscina mientras trabaja, etc.

Pero sabes la razon numero uno por la cual ya no quiero que te mudes, por las historias de tus vivencias. Ya te pareces a Piri Thomas, eres mi heroe.
Me da temor por tu vida, pero ya le pedi a un angelito que nunca se aparte de ti, asi que sigue escribiendo. QUE MUERA ZAPATA!!!
Carinos
Coqueta

scanmellllllll said...

JON!!!!!!


Estas loqueras que te pasan a ti...no le pasan a nadie...loco que clase de viaje mas cabron...yo le hubiese pateao hasta la cara al maricon ese...

Andros ]+[

Alkarah José Hirán said...

Rankeao el post.

Los panas míos que se metieron a tecato nunca me han asaltado, pero si me pedían chavos y pon para que los llevara a diferentes sitios. Esta cabrón porque es como tu dices, una combinación de encojonamiento con pena, que jodió badtrip.

Me encanto esta historia, siempre lo real es mejor.

Fulanito de Tal said...

Primero te pasan balas por la oreja y ahora te asalta un panita tuyo.

Dale mas casco a los lugares que vas.